Publicado: 3 de Diciembre de 2014 a las 16:31

Las obras de pocería se realizan después de haber visitado al cliente o a posteriori de un desatranco, quiere decir, si hemos ido a hacer un desatranco y el tubular se encuentra con grietas, roturas o desprendimientos, la red de saneamiento estaría dañando las cimentaciones del edificio, por lo cual recomendamos al cliente el arreglo inmediato de la red de saneamiento, por lo tanto, eso explica la utilización del equipo de TV.

La conservación y el estado de la red de evacuación de aguas fecales y pluviales de nuestros edificios, son de vital importancia para conseguir un buen entorno de calidad y salubridad. Por esta razón es imprescindible gestionar eficazmente y mantener en óptimas condiciones la red de pozos, arquetas y galerías de nuestros edificios. En los edificios de cierta antigüedad, es recomendable y necesario realizar un mantenimiento de la red que en muchos casos precisa ser saneada, reconstruyendo y limpiando los pozos existentes, y en caso necesario sustituir aquellos tramos de tubería erosionados y afectados por el paso del tiempo, sin olvidarse de reconvertir las arquetas más antiguas en otras más modernas y de fácil acceso garantizando la impermeabilidad de la red con el fin de evitar filtraciones al terreno que causen humedades e incluso en casos extremos llegando a provocar el asentamiento de la cimentación.